El GRUPO ARTICULADOR DE LA SOCIEDAD CIVIL EN MATERIA MIGRATORIA DE GUATEMALA, ORGANIZACIONES SOCIALES Y PERSONAS INDIVIDUALES ANTE LA DEPORTACION DESDE ESTADOS UNIDOS Y MÉXICO DE PERSONAS MIGRANTES DURANTE LA PROPAGACIÓN DE COVID-19

EXPONEMOS:
Nuestra preocupación por los efectos de la pandemia del Covid-19 Coronavirus que tiene un factor exponencial de expansión y dadas las diversas condiciones de movilidad humana que en Guatemala vive, siendo un país de tránsito, destino y retorno de personas migrantes, es urgente focalizar esfuerzos para la atención y protección de personas migrantes.
Tomando en cuenta que, actualmente siguen arribando a Guatemala vuelos con personas deportadas desde Estados Unidos, y conducciones vía terrestre de personas deportadas desde México, se hace necesario generar su atención, protección y abrigo para que las personas puedan regresar a sus comunidades de origen, asegurando no ser portadores del virus, para evitar contagios y propagación del virus, además de garantizar que sean atendidos sin discriminación alguna.
Es de urgencia de institucionalizar un modelo de atención ante la pandemia del COVID-19 para personas deportadas, así como establecer protocolos y mecanismos de articulación entre entidades de gobierno y sociedad civil para garantizar la atención integral a personas migrantes con necesidad protección.
Sí normalmente una deportación significa regresar a las personas al mismo contexto del cual que salieron huyendo, por la búsqueda de mejores condiciones de vida, ahora regresan a condiciones más adversas, debido a la situación de salud que acontece en el país. Urge entonces, tomar en consideración que en algunos lugares del país puede existir una realidad que no permita que las personas deportadas puedan integrarse nuevamente a la sociedad de manera habitual debido a las problemáticas que se han potencializado con la llegada del COVID 19, como lo son el desabastecimiento, la especulación y el encarecimiento de algunos productos; además que se enfrentan a problemáticas ya existentes en las comunidades de origen, como el desabastecimiento y poco acceso al agua potable para poder tomar las medidas de prevención para evitar contagios (lavado de manos, lavado de ropa, baño al regresar a sus casas).
Otra preocupación importante son las disposiciones que se han tomado alrededor del Estado de Calamidad que limita la movilidad interna de personas con el transporte
público, haciendo más difícil que las personas puedan regresar hacia sus lugares de origen. Aunado a la medida que existe en la actualidad del Toque de Queda en el horario de 16:00 a 4:00 horas del 22 al 29 de marzo, hace aún más difícil la situación para los padres y las madres de familia puedan reunificar con sus hijas e hijos deportados en la Ciudad de Guatemala y Quetzaltenango.
Por lo anterior exigimos

Al Gobierno:

Al Ministerio de Relaciones Exteriores

A La Población en General: